Home    |    Actividades    |    Links     |    Recursos    |    Fotos    |    Contacto
Editoriales
El tan temido descenso
Raúl Scialabba - Presidente de ABA
  • compartir
  • ampliar tamaño reducir tamaño tamaño normal

Tenemos un país en donde el fútbol es una obsesión y se traslada y permea en todos los aspectos de la vida cotidiana. Sin dudas lo que le sucedió a uno de sus equipos más grandes , es un buen espejo para mirar lo que nos sucede como país.

Un partido de fútbol, simplemente eso, fue tratado como una tragedia nacional.

Los medios hablaron de tragedia, sin decir que tragedias fueron los terremotos en Chile, Haití o Japón.

El caso de River nos puede hacer ver que lo sucedido, es una expresión de una crisis más amplia y mucho más importante.

Casi en su totalidad cuando existen fracasos deportivos, su origen hay que buscarlos en fallas graves de administración y conducción en los clubes. ¿Que podemos decir de lo que sucede en un país? ¿ No es acaso lo mismo?

Nos cuesta aceptar la realidad y somos propensos ante el fracaso, a actuar con violencia y descontrol.

A diario nos agobian violencia, desmanes e intolerancia sin reconocer que únicamente el trabajo, el diálogo , el esfuerzo y la recuperación de los valores son los que nos permitirán aspirar a ser un país serio.

Todos los argentinos somos responsables de la profunda decadencia que vivimos .

Si las cosas se hacen mal, a la corta o a la larga se deben pagar las consecuencias, es la gran lección que debemos sacar en este momento.

Miremos lo que esta situación nos enseña

La sociedad entera cree que hay una tragedia porque un club descendió a la segunda división , pero no es capaz de ver la tragedia que se avecina cuando un país muestra indiferencia y desinterés por buscar los caminos de Dios; cuando ve pasar por décadas y décadas gobiernos y administraciones que no resuelven la violencia, la inseguridad y el desprecio por la vida humana; cuando siendo una Nación rica, sus niveles de desocupación y de pobreza son altísimos, cuando alienta un consumismo sin sentido.

Tragedia es no reaccionar donde prima el egoísmo, donde hay odio e intolerancia; donde no se imparte justicia; donde no se sanciona a los corruptos ni se señala a los dirigentes que buscan el interés propio en lugar del de la comunidad toda.

La similitud entre lo que le pasó a River Plate y lo que le puede suceder a nuestro país, es mucha.

Las lecciones de lo sucedido, deben hacernos ver que todavía estamos a tiempo de escribir otra historia, donde la acción positiva de muchos, neutralice a unos pocos corruptos y violentos que quieren mandar a la Argentina al descenso tan temido.

Invoquemos la protección de Dios fuente de toda razón y justicia, pidiéndole a Él, que nos dé la fortaleza necesaria para trabajar y comprometernos cada día por un mejor país.


© Iglesia Evangélica Bautista del Once - Ecuador 370 - Capital Federal - Argentina - info@ibonce.org.ar - (54 11) 4861-0448